logo
 

El Derecho Civil y sus características distintivas

El Derecho Civil y sus características distintivas

Cuando leemos algunas definiciones del Derecho Civil, es común encontrar que forma parte del «derecho privado». También, aunque con menor frecuencia, se dice que el Derecho Civil es «común y general». Cada una de estas expresiones revisten especial significado, por lo que es importante entender plenamente en qué consisten. Por eso, a continuación las definiremos detalladamente con la finalidad de comprender plenamente a qué se refieren.

Qué es el derecho privado

En primera instancia, debemos recordar que el Derecho Civil español se basa en buena medida en el antiguo derecho romano. Por lo tanto, para saber a qué se refiere la expresión «derecho privado» debemos dar una mirada a la designación de la antigua Roma. 

Pues bien, el derecho romano hacía una clara distinción entre las figuras privadas y públicas. En este contexto, las personas físicas eran reguladas por el derecho privado, mientras que las entidades del Estado (incluyendo a las personas que lo representaban) eran regidos por el derecho público. Con eso en mente, se puede afirmar que el derecho privado es aquel que se efectúa sin que el Estado sea una de las partes implicadas, aunque sí puede estar presente en el proceso. A modo de ejemplo, pensemos en una pareja que ha decidido casarse. Aunque el Estado puede tener presencia, principalmente para ratificar la legalidad del acto, no es una de las partes implicadas.

Qué son el Derecho común y general

Con la designación de derecho común se hace referencia a la amplitud de aspectos que regula en Derecho Civil, puesto que de este se derivan otras ramas del derecho. Por ejemplo, algunos aspectos del derecho mercantil y del derecho laboral deben basarse en la regulación vigente en el Derecho Civil. Así, a modo de ejemplo, la forma en que se ratifican los contratos es la misma es varios ámbitos, pues se basan en el mismo código.

Ahora bien, respecto a la designación «derecho general», esta hace referencia al carácter de aplicación, pues existe una sola norma básica aplicable a todos los individuos. Por ejemplo, la misma norma sería aplicable a dos individuos en las mismas circunstancias. Sin embargo, esta designación es aún más abarcadora, pues establece la normativa aplicable a todos los individuos residentes en el territorio español, sin importar si son ciudadanos o residentes. Claro está, algunos pormenores pueden ser ligeramente distintos, con la finalidad de verificar satisfactoriamente la libertad y el derecho de los implicados en el proceso.

De todo lo anterior se desprende que el Derecho Civil regula todos aspectos entre individuos, tanto a nivel particular como empresarial. Además, es de carácter general y aplica a todos los individuos en las mismas circunstancias. En vista de los pormenores de esta rama del derecho, lo más probable es que en algún momento nos veamos involucrados en un caso que deba zanjarse en base al Derecho Civil. Por eso, para conocer el procedimiento más adecuado y obtener el mejor resultado, es importante que cuentes con la asesoría de un abogado experto en civil. Así, te aseguras de seguir el mejor proceder, con el beneficio implícito.

No hay comentarios

Publicar un comentario

seosmm panelSpotify Promotion